lunes, 12 de noviembre de 2012

LA CENA DE HÉCATE Nov. 16

Hécate es una diosa extremadamente compleja, tan compleja como el interior de cada uno de nosotros, en su mente descansan nuestros más profundos secretos, nuestras sombra esta a su cuidado y es en nuestra sombra donde  se encuentra su voz y es su voz el poder de nuestra intuición y de sanación, ella pone en nuestras manos la llave que abre nuestra mente la conocimiento de los secretos que el universo puede develar ente nuestros espíritus para nuestro más alto bienestar, el trabajo de sombra es su reino y en el nuestra luz nos puede mostrar.

Hécate, Isis, Astarte, Kali, Inanna todas ropas de esta esencia que brinda la luz en la obscuridad, el re-nacer ante el cierre de ciclos, el re-encuentro con lo que aun no hemos dejado ir y la promesa de crear magia a partir re-conocernos. Muchos son sus nombres a través de la historia del hombre y muchos también son sus poderes y su rol en la vida de los humanos.  Representa la vida y la muerte, protectora del inframundo y es la representación de la comunicación. Es una diosa poderosa con la habilidad de hacer grandes bienes o grandes daños.

La idea de ofrendar a Hécate una cena en las intersecciones donde convergen 3 caminos (las Y) es para pedir su guía sobre cuál es la mejor dirección a tomar en las encrucijadas de la vida, no todos tenemos la posibilidad de encontrar un cruce cercano para poder llevar la cena, pero podemos dejarla a la entrada de nuestra casa y ella al recibir esta ofrenda bendice a todos los que habitan ahí. 

 La noche de Hécate se celebra en noviembre 16. En esta noche ella recorre la tierra con sus perros. Es en esta noche cuando las brujas se reciben invitaciones para que la sigan y de ella aprendan.  La cena de Hécate se deja en la puerta de las entradas y ella bendice a los que ahí habitan, en un pequeño ritual que puede hacerse en solitario o en grupo. Entre las ofrendas de alimentos preferidos de Hécate están los huevos, el pescado, ajo, pan, hongos, miel y cebollas (la cebolla tiene la energía tomar las energías negativas dejando un espacio limpio y con una energía en balance,  justo una de las labores más importantes e Hécate)  
Es una diosa lunar y se la representa en muchas ocasiones, así como a los animales que la acompañan con tres cabezas, de forma que pueden ver a todos lados (los tres lados de una encrucijada) lo que simboliza también la capacidad de Hécate de ver también en el presente, pasado y futuro. Por su permanencia constante en el mundo espiritual se ha ganado la reputación de tener el poder de conjurar sueños, profecías y fantasmas.   

Hécate sabe lo que el resto de nosotros no y está dispuesta a mostrarlo a quienes su ayuda y conocimiento pide, la intuición siempre está ahí y la llave solo hay que pedir. 

Feliz Encuentro. 

1 comentario:

  1. Gracias por la información, bellisimo y a preparar la cena

    ResponderEliminar