jueves, 29 de noviembre de 2012

Principios Sagrado Femenino y Sagrado Masculino


Si hablamos solo desde un punto femenino, para despertar a nuestro lado espiritual, seguramente no seriamos escuchadas (por el habito de escuchar solo lo masculinamente racional y benéfico) y por el habito creado de que se debe suprimir los sentimientos negativos como la ira, el ansia, la furia, el odio, la envidia, etc.  Para no dejar de ser correctamente femenina.
Lo femenino-masculino es la divinidad completa trabajando en la transformación universal del ser,  Reunirnos como mujeres  en la exploración de cómo lidiar con nuestros sentimientos no como problemas,  sino como una expresión del don que tenemos para ofrecer al mundo y mantenernos despiertas, conscientes en medio de las tormentas es explorar  lo femenino-masculino a través de distintas diosas y sus arquetipos, diosas diferentes mitologías y tiempos alrededor del mundo que  nos llevan a explorar la fortaleza de lo femenino-masculino a través de sus acciones y de sus relaciones con los arquetipos de las divinidades masculinas.
Para entender la fuerza de Femenino-Masculino quiero tomar la historia Hindu de Kali, Kali surge  en tiempos  de guerra  entre dioses (aquellos aspectos armónicos del ser, como son el amor, la compasión, el despertar espiritual)  y demonios (quienes simbolizan conflicto, odio, la ilusión de no ser parte de los otros) en el mundo, demonios tan poderosos que estaba resultando imposible destruirlos y ante esta situación Durga, (diosa experta en los conflictos,  casada con la verdad y esposa de Shiva) no duda que en esta ocasión se necesitaba algo más que un simple enojo, se requería de una furia mucho más grande y de su frente surge Kali, Kali es la expresión explosiva de la furia  femenina;  sin ceder nada Kali acaba con todos los demonios, pero ahora Kali esta tan intoxicada  de la sangre que no puede parar, continua destruyendo a diestra y siniestra y los dioses ahora se enfrentan a esta poderos furia femenina, una mujer invencible y entonces mandan a  Shiva (esposo de Durga y por ende, esposo de Kali) a que haga algo al respecto y ahí va Shiva, haciendo todo lo que diosamente se le ocurría para detenerla,  sin mucho éxito, hasta que se tira en el piso con el estomago expuesto y  la espera  y justo cuando Kali está a punto de acabar con él también, ella se despierta ante la presencia de Shiva, Shiva  (masculino) representa esa parte de nuestro consciente que se mantiene despierta a mitad de la tormenta, es presencia absoluta, no es el simple razonamiento de algo, Shiva es la promesa de elegir,  de que nuestros pensamientos y nuestros sentimientos se hagan presentes y ante esta presencia podamos transformar , aquí la magia es que  Kali (femenino) nunca aparece sin Shiva, van juntos.  Shiva es la promesa de elegir, mientras que Kali es los sentimientos a elegir.   Kali sin Shiva es caos, Kali con Shiva es Unicidad.
La unión armónica de lo femenino-masculino es un poder  que abre puertas, que nos pone ante posibilidades que no sabíamos que existían,  en esta unión encontramos  la  fuerza femenina de amor como  la capacidad de transformar y hacer que nuestros sentimientos sean creadores de la vibración adecuada para ascender como seres y en la fuerza masculina la capacidad de hacerlos presentes. Ante la unión femenino-masculino,  el mundo de hoy tiene la capacidad de acabar con los demonios y permitir que nuestros dones manifiesten  la unidad del ser.
Bendiciones Duales!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada